• La estrategia más adecuada para abordar la acumulación de gases en el lactante es, simplemente, tratar de calmar y consolar al bebé, y no sentir frustración ni depresión si su llanto prosigue o parece inconsolable. Estos son los pasos a seguir:
  • Coger al bebé en brazos suele ser la estrategia más eficaz, y al mismo tiempo, mecerlo con suavidad.
  • Realizar caricias suaves en el abdomen del niño le ayudará a sentir alivio.
  • Usar el chupete. Muchos bebés se sienten mejor al succionar, aunque es algo que no funciona con todos.
  • El paseo en cochecito se ha demostrado que alivia ligeramente a los niños.
  • Si a pesar de todas las medidas los síntomas persisten, con mucha frecuencia y por más de cuatro semanas, debe consultarse con el pediatra.

Referencia: Gases, hipo, cólico y estornudos. Mamá Pediatra. 2014.

Noticias Relacionadas

Post Anterior

El Pediatra me ayuda a comprender por qué se produce la acumulación de gases en lactantes:

Post Siguiente

El pediatra me orienta acerca de la Regurgitación